Los profesionales de las empresas de pintura en Gijón son perfectos para ayudarte a dar con el color adecuado a cada zona del local de tu negocio. Normalmente, eliges un tono único para las paredes y, tal vez, otro para el techo. Pero, si en un mismo local se desarrollan actividades diversas, con frecuencia se opta por evitar la división con tabiques, con el fin de mantener un aire diáfano.

Sin embargo, la buena combinación de colores y texturas te permite configurar espacios sin tener que compartimentarlos físicamente. Una gran idea, ¿no te parece? De esta manera, podrás distinguir zonas de venta de otras para el asesoramiento, la exposición de diferentes productos, zonas de espera y de paso.

Si pintas una esquina de un color fuerte y brillante, conformas un diedro en el que colocar los productos que más te interese destacar. Incluso atraerá a los clientes hacia esa esquina, algo que, de otro modo, pasaría desapercibido en el fondo de tu local.

Dentro de la misma pared, puedes marcar planos con diferentes colores, que ayuden a identificar los estantes que agrupan productos, para facilitar su localización.

También puedes destacar con un recuadro la pared sobre la que se apoya una vitrina especial.

No solo los colores, también con la combinación de texturas rugosas y satinadas puedes separar visualmente dos áreas de una manera más sutil que contrastando colores. Un paramento liso y brillante destaca por su perfección, al lado de otro rugoso del mismo color sin, por ello, perder la homogeneidad del conjunto.

Las diferencias pueden hacerse estridentes o suaves, por paredes, techos o zonas. Lo importante es saber el efecto que buscas, para lo que las empresas de pintura en Gijón como MC Proyectos Cromáticos te aconsejamos que pienses en tu negocio y no te limites a elegir un par de colores a la hora de acondicionar tu local. Atrévete a probar formas de hacerlo más atractivo para tus clientes.